Nosotros


Somos una asociación de autoayuda, donde se trata la adicción a los juegos de azar. Esta adicción puede ser generada por máquinas tragaperras, juegos de casino, loterías, juegos de carta, apuestas deportivas on-line, etc.

Estamos en Oviedo y prestamos servicio a todo el Principado de Asturias, siendo actualmente la asociación más activa en el momento.

Somos una asociación sin animo de lucro, al margen de tendencia políticas, aconfesional y totalmente desvinculada de cualquier otra organización que opera en la región.

LARPA es miembro de la Federación española de jugadores de azar rehabilitados (FEJAR).

¿Quién recibe esta ayuda?


Las personas dependientes del juego, es decir, aquellas que son consumidores compulsivos de todo tipo de juegos de azar.

Así como, los familiares de dichas personas, porque su comportamiento repercute en su vida cotidiana y sufren las consecuencias negativas del juego patológico.

Objetivos


1. Prevención, tratamiento y rehabilitación social de la persona con adicción al juego.

2. Labor de concienciación social de la ludopatía o adicción al juego es una enfermedad.

¿Cómo se trabaja?


Entendemos la adicción al juego como una enfermedad que necesita de un tratamiento. Este tratamiento se basa en terapias:

  • Individuales con Psicólogos/as. Contamos con psicólogos/as propias para apoyar la rehabilitación, tanto para los enfermos, como para sus familiares o entorno.
  • De grupo, basado en terapias de reuniones sobre las experiencias vividas.
  • Familiar, terapias de grupo para los familiares.
  • Convivencias, se proponen actividades  extra voluntarias de convivencia.

Nuestro equipo terapéutico está a disposición de los miembros de la asociación.

¿Donde estámos?


Tenemos instalaciones propias. Estamos en Oviedo y la dirección de nuestra sede es:

C/ Pérez de la Sala,29 1ºA
33007 Oviedo (Asturias)
Teléfono: 984 181 183
Móvil: 667 79 68 62.

Tratamos gente de toda Asturias en varios horarios, si eres de fuera de Oviedo, tan solo tendrás que hacer el esfuerzo una vez a la semana. Merecerá la pena.